top of page
Buscar
  • Alamosur

Beneficios de las literas y camas canguro


Las recámaras infantiles se diferencian de cualquier otro espacio por 3 motivos clave:

  1. Se trata de espacios que deberán adaptarse al crecimiento de nuestros hijos y a cada una de las etapas que vayan experimentando.

  2. Deben planearse como espacios multifunción en donde el descanso, el juego y las responsabilidades convivan entre sí.

  3. Al diseñar estos espacios, la imaginación es prioritaria ya que uno de nuestros objetivos es crear un espacio mágico donde los más chiquitos puedan descansar, jugar y aprender.

Con esto en mente, las literas ofrecen opciones que crecerán con ellos, favorecen recámaras con varias funciones en un mismo recinto y sus diseños no pueden ser más creativos. Adicionalmente, la optimización del espacio que plantean sus literas, representan una solución valiosa, ya que rara vez nos sobran los metros en las recámaras, especialmente en estos casos, que albergan más de un niño.


Como acomodarlas en la habitación


  1. Coloque las literas en una esquina de la habitación, para que quede contra dos paredes. Así conseguirás una mayor sujeción y bloquearás dos de los cuatro lados por donde podrían producirse las caídas. En los otros dos lados, coloca barandillas de seguridad.

  2. No permita que un niño menor de cuatro años duerma en la litera de arriba. Probablemente no tendrá la coordinación necesaria para subir y bajar con seguridad o evitar caerse.

  3. El colchón de la litera debe ajustarse bien a la cama para que el niño no se pueda caer en el hueco que queda entre aquél y el armazón de la litera, pudiendo quedar atrapado.

  4. Coloque una escalerita para ascender a la litera superior. También podría ser buena idea, por las noches, dejar encendida una lamparita que ilumine la escalera.

  5. Compruebe con asiduidad el estado de los soportes que aguantan el colchón de la litera superior. Las barras o listones deben ir directamente debajo del colchón y estar bien sujetos por ambos extremos. Un colchón que se apoye solamente en el armazón de la litera o en unos soportes flojos podría desplomarse sobre la litera inferior.

  6. Si convierte las literas en dos camas individuales, compruebe que no quede suelto ningún clavo, clavija, tornillo o similares.

  7. No permita que los niños salten encima de las literas, para evitar posibles caídas o desplomes.


85 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page